West aprendió a aceptar al Batman que no se pudo desprender

A West le sobreviven Marcelle, seis hijos, cinco nietos y dos bisnietos.

0
122
Adam West como Batman / AP
Adam West como Batman / AP

LOS ÁNGELES.- Antes que Michael Keaton, Val Kilmer, George Clooney, Christian Bale y Ben Affleck vistieran la capa de Batman en una serie de éxitos de taquilla de Hollywood, estuvo Adam West.

Su interpretación socarrona del héroe de las historietas en una serie de TV exagerada de los 60 posicionó al defensor encapotado en la conciencia de los espectadores con un “¡Bang!”. El Caballero de la Noche había tenido una presencia en las páginas de los comics desde 1939 y en la pantalla grande en la década de 1940.

West murió el viernes después de “una breve pero valiente batalla contra la leucemia”, dijo su publicista, Molly Schoneveld, el sábado en un comunicado. Tenía 88 años.

“Nuestro padre siempre se llamó a sí mismo el Caballero Luminoso, y aspiraba a tener un efecto positivo en las vidas de sus seguidores”, dijeron los hijos de West. “Él es y seguirá siendo nuestro héroe”.

Cuando West se puso el traje, cambió el estoicismo por las risas: un superhéroe que dejaba en claro que sabía que todo era en broma.

“Estábamos haciendo historias para niños bastante enfocados en la moral que los adultos podían entender y disfrutar”, dijo West al diario Los Angeles Times en una entrevista en el 2004. “Lo interpretábamos bastante serios, y eso era el 50% de la diversión”.

El Batman de West, que él llamaba “El Caballero Luminoso”, protegía a Ciudad Gótica de criminales en Technicolor como El Pingüino, el Acertijo y Gatúbela.

Los televidentes lo vieron luchar por la justicia al lado de su fiel aliado Robin, el Chico Maravilla interpretado por Burt Ward, en escenas que incluían gráficos que llenaban la pantalla: ¡Bam! ¡Whap! ¡Pow!

West fue asociado con Batman por el resto de su vida.

“Uno es terriblemente encasillado cuando interpreta un personaje como ese”, dijo el actor a The Associated Press en una entrevista en el 2014.

“Pero en general, estoy encantado porque mi personaje se convirtió en un ícono y también ha abierto muchas puertas de otras maneras”, agregó.

”Batman” fue uno de los programas más populares de la televisión en 1966, el año de su debut, y algunos de los actores más conocidos de la época se apuntaron para interpretar a sus villanos.

Burgess Meredith graznó como el Pingüino, Eartha Kitt ronroneó como Gatúbela y César Romero se carcajeó como el Guasón. Fue el comienzo de una tradición que continuó en el cine cuando los personajes reemergieron como pilares de Hollywood en 1989.

La serie duró solo tres temporadas, pero ha perdurado con sus reemisiones y ventas de videos. Luego que “Batman” salió del aire en 1968, West continuó trabajando en televisión, apareciendo en programas como “Laverne & Shirley” y “Fantasy Island”.

Pero dijo que fue rechazado para algunos papeles debido al tiempo que pasó interpretando al millonario mujeriego Bruce Wayne y su alter ego en mallas, Batman. Esto le generó tensión hasta que se dio cuenta de que su trabajo ayudó a lanzar una franquicia cinematográfica de gran presupuesto al mostrar que el personaje era un éxito con el público general.

“Es como un arma de doble filo, pero me convencí hace mucho de disfrutarlo”, dijo West al diario The Desert Sun en Palm Springs, California, en una entrevista en junio del 2006. “No muchos actores tienen la oportunidad de crear un personaje emblemático”.

Retomó al papel en un episodio de “Los Simpson” y en “Return to the Batcave” de 2003, junto a su antiguo compañero Ward en el papel de Robin, para perseguir a villanos que se robaron el Batimóvil de un museo.

Más recientemente hizo la voz del chiflado alcalde Adam West en la serie animada para adultos “Family Guy”. Y en abril del 2012 recibió una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

West, cuyo verdadero nombre era William West Anderson, nació en Walla Walla, Washington, y se mudó a Seattle con su madre a los 15 años luego que sus padres se divorciaron. Se graduó del Whitman College, una escuela de artes liberales en Walla Walla.

Tras servir en el ejército fue a Hollywood, se cambió el nombre a Adam West y comenzó a aparecer en series que incluyeron “Bonanza”, ”Perry Mason” y “Hechizada”.

Estuvo casado en tres ocasiones y tuvo seis hijos. West tenía casas en Los Ángeles y Palm Springs, California, pero él y su esposa, Marcelle, pasaban la mayor parte del tiempo en su hacienda cerca de Sun Valley, Idaho, donde siguió dando pie a bromas.

Una búsqueda en internet de Adam West en el directorio de Sun Valley resulta en un enlace a “Vea Wayne, Bruce (Millonario)”. Esto lleva a “Por favor consulte Luchadores del Crimen en las Páginas Amarillas” y eso “Vea Batman”, antes de volver a Adam West. Ningún resultado incluye números telefónicos.

A West le sobreviven Marcelle, seis hijos, cinco nietos y dos bisnietos.

Cortesía Agencia AP