Tensión entre facciones rebeldes apoyadas por Turquía en el norte de Siria

En un comunicado, el primer bando acusó al grupo escindido Regimiento Primero de haber atacado sus bases y puestos de control en el área.

0
183

BEIRUT.- La tensión ha aumentado entre facciones rebeldes sirias, apoyadas por Turquía, en la población de Al Bab, controlada por los insurgentes y en el noreste de la provincia noroccidental de Alepo, dijo hoy una fuente opositora.

El dirigente de una de esas facciones, coronel Ahmad Sultan, comandante de la brigada Sultán Murad, explicó a Efe por teléfono que ayer estallaron choques entre su grupo y la División Hamza del Ejército Libre Sirio (ELS), por un lado, y el opositor Regimiento Primero, por otro, en Al Bab.

En un comunicado, el primer bando acusó al grupo escindido Regimiento Primero de haber atacado sus bases y puestos de control en el área.

La nota aseguró que el Movimiento Islámico de los Libres de Sham, una de las principales facciones armadas de Siria y de tendencia salafista, incitó al estallido de estos combates por apoyar al grupo del Regimiento Primero que atacó a las otras organizaciones.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, decenas de combatientes murieron y resultaron heridos durante los enfrentamientos en la zona.

Por su parte, los también llamados Libres de Sham acusaron a la brigada Sultán Murad y a la División Hamza de haber originado los choques, al asaltar sus cuarteles en los pueblos de Qabasín y Elba, en la periferia de Al Bab.

“Tenemos un gran número (de milicianos) y fuerza y, con la voluntad de Dios, no volveremos nuestras armas contra nadie”, anunciaron hoy los Libres de Sham, que, no obstante, advirtieron de que “cortarán las manos” de quien se levante en armas contra su gente.

Tras los intensos enfrentamientos de ayer, una calma relativa ha regresado a Al Bab, aunque la tensión continúa.

Todos esos grupos están apoyados por Turquía, que participó con su artillería y aviación en la ofensiva de los rebeldes para arrebatar al grupo terrorista Estado Islámico (EI) áreas del noreste de Alepo, entre las que figura Al Bab, conquistada por los insurgentes en febrero pasado.

EFE