Temer afirma que la corrupción le restó tiempo al Gobierno y al propio Brasil

“En mayo, cuando surgieron esas denuncias contra mí”, que “luego resultaron falsas e injuriosas”

0
195
El presidente brasileño, Michel Temer (EFE)
El presidente brasileño, Michel Temer (EFE)

BRASILIA.-El presidente brasileño, Michel Temer, afirmó hoy que las constantes denuncias de corrupción, incluso las que le afectaron directamente, le restaron “tiempo” al Gobierno y al propio país para avanzar este año en las reformas necesarias.

“La corrupción y las denuncias, incluso las dirigidas contra mí, perjudicaron mucho al Gobierno” y “al propio país”, pues “se perdió mucho tiempo”, declaró el mandatario en una rueda de prensa, en la que aún así reafirmó su “optimismo” de cara al 2018.

“En mayo, cuando surgieron esas denuncias contra mí”, que “luego resultaron falsas e injuriosas”, estaba “todo listo en el Congreso para que se aprobara la reforma del régimen de jubilaciones”, dijo el presidente sin ocultar cierto malestar.

Las acusaciones fueron formuladas por los propietarios del grupo cárnico JBS, hoy en prisión, y llevaron a la Fiscalía a presentar dos denuncias contra el mandatario, en un primer caso por corrupción y posteriormente por obstrucción a la justicia y asociación ilícita.

Ambas fueron rechazadas por la Cámara de Diputados, que tiene la potestad constitucional de autorizar o no un juicio contra un jefe de Estado en ejercicio del poder, pero aún así mantuvieron a las cámaras legislativas casi paralizadas durante unos cuatro meses.

Temer también lamentó el fuerte impacto que esas denuncias y los recurrentes escándalos de corrupción tuvieron en su propia imagen y en la del Gobierno, cuyas tasas de aprobación cayeron a unos mínimos históricos del 3 %, aunque una reciente encuesta indicó que cerrarán el año con una ligera recuperación, situadas en un 6 %.

EFE