Sucursal de Nestlé en Ecuador rechaza acusación sobre uso ilícito de logotipo

“atenta al bienestar general y a los derechos de los consumidores o usuarios, distorsiona la competencia y atenta a la eficiencia económica”

0
128

QUITO.- La sucursal de Nestlé en Ecuador rechazó hoy la acusación hecha por la Superintendencia de Control del Poder de Mercado (SCPM), que la multó con más de 157.000 dólares por el supuesto uso ilícito del logotipo del Ministerio de Salud en una campaña publicitaria para uno de sus sucedáneos de leche materna.

“Nestlé rechaza la infundada acusación sobre supuesto engaño. Más allá de consideraciones económicas, no estamos de acuerdo con el concepto por el cual se nos sanciona, por ello, nos encontramos analizando tomar las medidas que fueran del caso, siempre con total apego a la ley y a nuestros principios corporativos”, indicó la empresa en un comunicado.

Recordó que en 2012 difundió en el país un folleto informativo dirigido exclusivamente a profesionales de la salud, destinado principalmente a comunicar el marco normativo local e internacional aplicable al comercio responsable de fórmulas infantiles. Añadió que en una página del folleto se colocaron logotipos, incluyendo el del Ministerio de Salud Pública, con el único fin de explicar las regulaciones existentes sobre fórmulas infantiles.

Sin embargo, según la Intendencia de Investigación de Prácticas Desleales este “acto de engaño induce al error y por ende engaña a los profesionales de la salud, a los eventuales consumidores finales y al público en general, sobre una supuesta aprobación, autorización, confianza, acreditación o aval por parte del ente rector en materia de salud pública”.

La Superintendencia consideró que este hecho “atenta al bienestar general y a los derechos de los consumidores o usuarios, distorsiona la competencia y atenta a la eficiencia económica”.

Nestlé, por su parte, sostuvo que el folleto materia de la acusación “no genera engaño ni induce al error”, según ha argumentado en el marco del proceso legal respectivo. “La entrega del folleto no responde a una estrategia de ventas, ni fue direccionado a consumidores, tanto así que el folleto no tiene referencia a ningún producto de la empresa”, agrega el texto difundido por la firma alimentaria.

Asimismo, asegura que “el folleto no genera afectación a consumidores, competidores ni al mercado, más aún, no generó ningún beneficio comercial ni económico para Nestlé”.

EFE