Resultado electoral abierto aboca a pactos políticos complejos en Cataluña

Los partidos de ambos bloques reiteran que no apoyarían a fuerzas del otro, así que la lleve de la gobernabilidad estaría en manos de En Comú-Podem.

0
142
Candidatos catalanes
Candidatos catalanes

BARCELONA, España.- Los partidos políticos en la región de Cataluña apuran la campaña de las elecciones del 21 de diciembre con la seguridad de que ninguno podrá gobernar sin el apoyo de otros, y la incertidumbre de si las fuerzas separatistas o las partidarias de la unidad de España sumarán mayoría absoluta.

Las encuestas anuncian una fragmentación del Parlamento regional catalán que dificultará las negociaciones y los pactos entre partidos y, por tanto, la gobernabilidad en esa comunidad autónoma.

El Ejecutivo español, amparado en la Constitución, convocó los comicios el pasado 27 de octubre, justo después de destituir al expresidente independentista catalán Carles Puigdemont y todo su gobierno y de que el Parlamento regional aprobara una declaración ilegal a favor de la secesión.

Ante lo incierto del resultado, los líderes políticos nacionales se están aplicando en los últimos días campaña, mientras los partidos refuerzan consignas y renuevan estrategias para arañar votos en un ambiente de “bloques” cada vez más enfrentados.

Todo en una campaña atípica también por la circunstancias de varios candidatos.

Puigdemont lanza sus mensajes electorales desde Bélgica, donde permanece porque que pesa sobre él una orden de detención en España, y el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras sigue en prisión provisional investigado por rebelión y otros supuestos delitos relacionados con el proceso independentista.

Hoy, el jefe del Ejecutivo español, el conservador Mariano Rajoy, prometió que su partido (PP) será “constructivo” para poder llegar a pactos, pero advirtió de que estará siempre “a favor de España, la Constitución, la Ley, la concordia y los intereses” de los ciudadanos

Este sábado, la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, indicó que el PP ha “descabezado” a los partidos independentistas, en alusión al anterior gobierno regional catalán cesado, lo que generó la respuesta airada de los separatistas y de la coalición de izquierda En Comú-Podem.

Puigdemont, entrevistado hoy por un periódico español, dijo que deberá “volver” a Cataluña si los catalanes rechazan en las urnas las medidas aplicadas por el Estado contra el proceso soberanista, en alusión a una hipotética mayoría electoral independentista, y si “se respeta el resultado”.

También hoy, en un vídeo difundido desde Bélgica, llamó a construir una “república (catalana) grande, libre, próspera y democrática”.

En una carta desde la cárcel, Junqueras pidió este sábado a sus seguidores que no permitan que el Gobierno de España y quienes lo apoyan “pasen una apisonadora” por encima de Cataluña.

Por su parte, el líder del Partido Socialista Obrero Español, Pedro Sánchez, pidió concentrar el “voto útil” en el candidato socialista a presidir Cataluña, Miquel Iceta, para que forme un gobierno que acabe con el “conflicto y la crispación” y abrir una etapa de “diálogo, pacto, concordia y reconciliación”.

El presidente nacional de Ciudadanos (liberales), Albert Rivera, llamó por su parte a vencer a los separatistas con la “munición de los demócratas” -el voto- y pidió concentrarlo en este partido para asegurar el “cambio” y el “acuerdo” entre las formaciones constitucionalistas.

Los sondeos conocidos este viernes -último día de publicación legal en España- apuntan que ERC (separatistas de izquierda liderados por Junqueras) y Ciudadanos compiten igualados en cabeza.

Sin embargo, ninguno obtendría diputados suficientes para acceder al gobierno por sí mismo.

ERC obtendría entre 29 y 36 escaños, y Ciudadanos, de 27 a 36, cuando la mayoría absoluta del Parlamento catalán está en 68 de 135, según los sondeos publicados por los medios españoles.

Descartada la mayoría absoluta de una sola candidatura, la incógnita es si podrían alcanzarla el bloque de partidos independentistas o aquellos otros partidarios de la Constitución y la unidad de España.

Elecciones autonómicas Cataluña 21D

Las encuestas coinciden en que la suma de ERC, Junts per Catalunya (JxCAT, que encabeza Puigdemont) y CUP (radicales independentistas de izquierda) bajarían de los 72 escaños actuales hasta entre 63 y 70.

Por su parte, Ciudadanos, los socialistas y Partido Popular (PP) tendrían entre 55 y 63 diputados, aún más lejos de los mayoría absoluta.

Los partidos de ambos bloques reiteran que no apoyarían a fuerzas del otro, así que la lleve de la gobernabilidad estaría en manos de En Comú-Podem.

Esta coalición, que conseguiría entre 8 y 11 escaños, trata de mantenerse al margen de ambos y pide un referéndum de “autodeterminación” para Cataluña pactado con el Estado.

EFE