Medios reportan que la Casa Blanca revisa los teléfonos de los empleados para evitar filtraciones

0
83

El problema de las filtraciones de información del gobierno de Donald Trump a los medios ha llevado a la Casa Blanca a adoptar medidas extremas como la revisión de los teléfonos móviles de empleados de la residencia presidencial, informaron varios medios estadounidenses.

Según la cadena CNN, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, convocó a los empleados en su oficina para trasmitirles su frustración por las filtraciones que se han producido desde que Trump llegó al poder el pasado 20 de enero.

El diario Politico cita a fuentes que estuvieron presentes en la sala donde se efectuó la “reunión de emergencia” quienes afirman que debieron dejar sus aparatos en una mesa para un “chequeo”.

El portavoz advirtió a los presentes de que el uso de aplicaciones de texto codificado, como Signal oConfide, supone una violación de la ley, de acuerdo con la CNN, que cita “fuentes con conocimiento del asunto”.

Después, Spicer, acompañado del abogado de la Casa Blanca Don McGahn, pidió a los empleados que facilitaran sus teléfonos para comprobar que ni usaban las citadas aplicaciones ni estaban en contacto con periodistas de manera privada.

El portavoz no sólo requirió los teléfonos de trabajo, sino también los personales.

De acuerdo con la cadena Fox News, que cita como fuente a dos funcionarios del Gobierno, “cerca de dos docenas” recibieron el aviso de Spicer para entregar sus teléfonos.

Paradójicamente, la revisión se filtró después de que el presidente de EEUU, Donald Trump, declarara el pasado día 16 la guerra a las filtraciones a la prensa de información sobre su Gobierno que se han multiplicado en las últimas semanas.