May dice que el atentado de Manchester iba contra las familias jóvenes

“Los terroristas nunca van a ganar y nuestros valores, nuestro país y nuestra forma de vida siempre prevalecerán”

0
104
La primera ministra británica Theresa May durante la declaración realizada hoy ante la residencia oficial de Downing Street en Londres/EFE
La primera ministra británica Theresa May durante la declaración realizada hoy ante la residencia oficial de Downing Street en Londres/EFE

LONDRES.- La primera ministra británica, Theresa May, dijo hoy que la ciudad de Manchester ha sido víctima de un ataque terrorista “monstruoso” destinado a castigar a familias jóvenes que habían acudido a un concierto de música.

En una declaración al país ante la residencia oficial del 10 de Downing Street, May informó, además, de que la Policía cree conocer la identidad del autor del ataque, en el que 22 personas perdieron la vida, pero puntualizó que aún no puede ser facilitada.

Según explicó, la Policía y los servicios secretos del Reino Unido tratan de establecer si el autor del atentado actuó solo o como parte de un grupo terrorista.

“Sabemos que un único terrorista hizo detonar un artefacto explosivo improvisado cerca de una de las salidas del lugar, eligiendo deliberadamente el momento y el lugar para provocar una matanza máxima y herir y matar indiscriminadamente”, añadió.

“Los terroristas nunca van a ganar y nuestros valores, nuestro país y nuestra forma de vida siempre prevalecerán”, añadió.

La primera ministra conservadora, que ha viajado a Manchester, agregó que este ha sido uno de los “peores” atentados perpetrados en el Reino Unido y el peor en el norte de Inglaterra.

Además, la primera ministra señaló que la amenaza terrorista contra el Reino Unido se mantiene en “severa”, la segunda más grave y que supone que es muy posible un atentado terrorista en el país.

May hizo la declaración al término de una reunión de emergencia Cobra, en la que participaron los principales ministros, representantes de la Policía y de los servicios secretos.

Cortesía Agencia EFE