Investigan una gran red corrupta en el sector de transporte de Río de Janeiro

Andréia Cardoso, jefa del gabinete de Melo, y su hermano Fábio, asesor del diputado regional, también fueron detenidos.

0
46
Transporte de Río de Janeiro/ Cortesía
Transporte de Río de Janeiro/ Cortesía

RÍO DE JANEIRO.- La Policía Federal brasileña inició hoy una operación contra una red que desviaba dinero para el transporte público en el estado de Río de Janeiro e implicaba a políticos y empresarios regionales, informaron fuentes oficiales.

Bautizada como  ‘Cadeia Velha’ (Prisión Vieja) , la operación es un desalojo de las investigaciones del gigante, el caso de corrupción, y la prisión preventiva, 4 de prisión temporal y 35 de búsqueda y aprehensión.

Entre los mandatos de prisión destacan los expedidos contra el empresario Jacob Barata Filho, del ramo del sector de transportes, y contra Felipe Picciani, uno de los hijos del presidente de la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro (Alerj) Jorge Picciani y hermano del ministro de Deportes, Leonardo Picciani.

También hay órdenes de prisión contra Lélis Teixeira, expresidente de la Federación de las Empresas de Transporte de Pasajeros de Río de Janeiro (Fetranspor); el bando derecho de Picciani en la Alerj, Jorge Luiz Ribeiro y empresarios del sector de transportes.

Asimismo, la justicia ordenó el registro de las oficinas de los diputados regionales Paulo Melo y Edson Albertassi, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB, el mismo de los Picciani), considerados dos de los ámbitos de la política regional de Río de Janeiro.

Andréia Cardoso, jefa del gabinete de Melo, y su hermano Fábio, asesora del diputado regional, también fueron detenidos.

EFE