Donald Trump le advirtió al juez que bloqueó sus decretos contra la inmigración: “¡Nos vemos en la Corte Suprema!”

0
442

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, reaccionó el miércoles en contra de un nuevo revés a su política migratoria luego de que un juez de San Francisco rechazara el decreto en el que limita el presupuesto de las ciudades que albergan inmigrantes ilegales, denominadas “santuario”.

“Primero el noveno circuito falla en contra del veto y ahora lo hace de nuevo con las ciudades santuario, dos fallos ridículos. ¡Nos vemos en la Corte Suprema”, tuiteó el mandatario en referencia al distrito de la justicia federal del país donde más resistencia han tenido sus medidas.

En febrero el juez James Robart en el estado de Washington bloqueó el decreto que frenaba la inmigración desde siete países con mayoría musulmana, una decisión que fue apelada por el gobierno.

En tanto el martes el juez William Orrick III de California hizo lo mismo con el decreto que buscaba bloquear fondos federales a aquellas ciudades “santuario” donde los inmigrantes ilegales son recibidos y donde las autoridades no aplican leyes federales que implican, entre otras cuestiones, la deportación.

Entre estas ciudades se encuentran Nueva York, Los Angeles y Chicago.

“En nuestro gran país, con tantas opciones, se han dado cuenta todos de que tanto el caso del veto como el de los santuarios fueron presentados en el Noveno Circuito, que tiene un historial terrible de decisiones anuladas (cerca del 80%). Solían llamar a esto ‘salir a comprar jueces’. Un sistema desprolijo”, consideró Trump en dos tuits.

Con esta última referencia a la “compra de jueces” el mandatario se refiere a la práctica de parte de litigantes de buscar magistrados que favorecen la demanda para que progrese. Estos jueces estarían en el circuito nueve con competencia en la costa oeste del país, de acuerdo al planteo de Trump.

Reince Priebus, jefe de gabinete en el gobierno estadounidense, dijo a la prensa que la administración ya estaba avanzando en la apelación. “La idea de que una agencia no pueda restringir razonablemente el gasto de sus fondos es algo que eventualmente será anulado. Ganaremos en la Suprema Corte en algún momento”, consideró.