Desde la cárcel, rompió el silencio el hombre que atropelló a una multitud en Times Square y reveló los motivos de su ataque

0
461

A menos de una semana de haber atropellado a una multitud en pleno Times Square, en Nueva York, Richard Rojas reveló en declaraciones para el periódico New York Post los motivos de su ataque.

El hombre de 26 años, quien se encuentra detenido en Rikers Island, aseguró que actuó de esa manera como un “grito de auxilio”.

“Quería solucionar mi vida, quería encontrar un trabajo, quería una novia”, manifestó al diario neoyorquino desde la prisión donde aguarda un juicio.

Rojas, que está acusado de la muerte de una joven turista de 18 años y de haber provocado heridas a otra veintena de personas, reconoció que quiere ver los videos de lo ocurrido el pasado jueves para “verificar que es él la persona que lo hizo”.

Richard Rojas se encuentra detenido, acusado de homicidio agravado e intento de asesinato (Oscar Navarro Reyes via AP)

Richard Rojas se encuentra detenido, acusado de homicidio agravado e intento de asesinato (Oscar Navarro Reyes via AP)

El hombre de 26 años y residente en el condado de El Bronx añadió que no tiene ningún recuerdo de lo que ocurrió cuando embistió a decenas de peatones en Times Square con su automóvil y reiteró que no sabe “a ciencia cierta” qué es lo que le pasa.

El acusado, ex miembro de la Armada estadounidense, se enfrenta a cargos por homicidio agravado e intento de asesinato y deberá comparecer el próximo miércoles ante la jueza Tamiko Amaker, de la Corte Criminal de Manhattan.

Según el pliego de cargos que presentó la Fiscalía en su contra, Rojas confesó a las autoridades, después de su arresto, que antes del atropello masivo había fumado marihuana con una droga conocida como PCP.

Richard Rojas asesinó a una joven de 18 años (Reuters)

Richard Rojas asesinó a una joven de 18 años (Reuters)

El hombre condujo su vehículo contra el tránsito en Times Square y fue atropellando a la gente a su paso, hasta que chocó contra un poste en el paseo peatonal, de donde intentó huir, pero fue detenido con la ayuda de transeúntes.

Sus vecinos en El Bronx han asegurado a diferentes medios locales que Rojas regresó con problemas de su servicio en la Marina, entre 2011 y 2014, que bebía con frecuencia y que se quejaba de sufrir de pesadillas y delirios con demonios.

Con información de EFE