Cancilleres OEA no alcanzaron acuerdo sobre crisis venezolana

“Panamá pide la liberación de presos políticos y respeto a separación de poderes”

0
142

CARACAS.- La reunión de consulta de cancilleres de la OEA se pospuso, por mayoría, luego de que los cancilleres no alcanzaran un acuerdo sobre la situación venezolana.

El canciller de Bahamas propuso que, ante la falta de consenso entre los representantes de los países que integran el bloque, propuso la suspensión de la reunión hasta la realización de la Asamblea General que se llevará a cabo en Cancún entre el 19 y 21 de junio.

Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Uruguay y Perú apoyaron la moción planteada por Bahamas.

Canciller de Argentina, Susana Malcorra, y el secretario general de la OEA, Luis Almagro

La canciller de Argentina,  Susana Malcorra, dijo que están presentes 34 delegaciones, ”lo que significa que se requerirá la presencia de 23 ministros”.

El canciller de Guatemala, Carlos Raúl Morales Moscoso, fue elegido por aclamación como presidente de la sesión, a propuesta de Costa Rica.

La delegación de Nicaragua, deja sentando su rechazo y condena por la convocatoria que interviene en asuntos internos d Venezuela sin su consentimiento. “Es lamentable que un grupo de hermanos países se parcializa para hostigar al gobierno venezolano pendiente de generar un golpe de Estado progresivo en ese país”, dijo el diplomático.

El canciller de Bolivia, Fernando Huanacuni, denunció que el secretario general del organismo, Luis Almagro, abandonó sus funciones, se convirtió en actor político y actúa al margen de los intereses medios obedeciendo a órdenes hegemónicas.

“La OEA no puede seguir incitando al enfrentamiento y violencia, es inaceptable que por intereses políticos de sus funcionarios se violen los derechos fundamentales como lo son la soberanía y la no injerencia en los países”, subrayó.

México- El ministro de asuntos exteriores, Luis Videgaray, expresó que a su país le preocupa el desconocimiento a las decisiones de la Asamblea Nacional, la cifra de detenidos y civiles juzgados en tribunales militares durante las protestas que cumplen dos meses, las inhabilitaciones y prohibiciones de salida a políticos.

“La ANC profundiza el clima de desconfianza y conflictividad”, sentenció.  “Si esta reunión de consulta de cancilleres resuelve generar instancias de acuerdos, de ayuda humanitaria y reconciliación internacional, México expresa su voluntad de participar activamente”, concluyó.

El canciller de Bahamas, Darren Henfield,  manifestó su preocupación por “la violencia que se ve en las calles de Venezuela a diario” y, en ese sentido, resaltó su desacuerdo con intervenir en asuntos internos de otros países, por lo que ofreció sus buenos oficios para resolver la crisis.

La vicepresidenta de Panamá, Isabel De Saint Malo, considera que la única solución para Venezuela es una negociación en vista de que, a su juicio, el diálogo no dio frutos pues no hubo compromiso en cumplir los acuerdos.

La funcionaria deploró la convocatoria a una Asamblea Constituyente en los términos estipulados y destacó que “la cifra de muertos, heridos y detenidos es alarmante en Venezuela”.

“Panamá pide la liberación de presos políticos y respeto a separación de poderes”, concluyó.

La ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, coincidió con De Saint Malo en que la ANC es negativa, en este momento para Venezuela. “AN debe recuperar sus funciones y se convoque a elecciones regionales”, expresó.

“La población venezolana es la más perjudicada por crisis actual, cuando no pueden satisfacer sus necesidades más básicas (…) estamos dispuestos a ayudar con medicinas”, dijo.

Chrystia Freeland, ministra de Relaciones Exteriores de Canadá en el encuentro sostuvo que es imposible salir de la crisis en Venezuela sin un proceso de mediación internacional, además opinó que el diálogo es imposible con líderes políticos en cárceles e inhabilitados.

“Debemos reconocer que la crisis en Venezuela no puede continuar y nos afecta a todos (…) Estamos preocupados por el deterioro de la situación humanitaria en Venezuela”, manifestó.

El subsecretario de Relaciones Exteriores de Chile, Edgardo Riveros, lamentó que el proceso de diálogo en Venezuela no haya continuado y reconoció los esfuerzos tanto de los mediadores como del enviado del Vaticano; sin embargo, recordó que son los propios venezolanos quienes deben determinar su futuro.

“Abogamos por la urgencia de un cronograma electoral muchas veces postergado conforme a los mandatos de la Constitución, restituir a la Asamblea Nacional las facultades que establece la ley para un poder autónomo e independiente del Estado, por lo que hacemos un llamado urgente a respetar los derechos civiles de los ciudadanos”, destacó.

Brasil también apoya la necesidad de fijar “un calendario electoral confiable y no conveniente a los gobernantes”. Su canciller, Aloysio Nunes, apuesta por la creación de un grupo de contacto para ayudar a Venezuela.

Estados Unidos- Durante su intervención, el subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, Thomas Shannon, afirmó que los gobiernos deben resolver los problemas y no perpetuarse en el poder, por lo cual pidió elecciones libres, ayuda humanitaria y respeto a los poderes independientes.

En ese sentido, abogó por la creación de un grupo de contacto de países miembros de la OEA que medien en Venezuela y expresó su preocupación por la “drástica erosión del orden constitucional en Venezuela”.

“Todo lo ocurrido en Venezuela muestra una ruptura del orden constitucional (…) Vemos desde hace meses la lucha de los venezolanos por conseguir alimentos y medicinas. Nuestro llamado es a que cese la represión. En los últimos 18 meses hemos visto la erosión de la democracia en ese país”, declaró.

Shannon llamó a convocar elecciones regionales en Venezuela.

A juicio del canciller de Costa Rica, Manuel González Sans, la solución a la situación venezolana no se conseguirá inhabilitando a opositores, militarizando el conflicto, ni acallando las voces críticas. “Llamamos a no convocar a una Asamblea Constituyente viciada”, resaltó.

San Vicente y las Granadinas manifestó estar de acuerdo con la posición de Bahamas (Caricom), así como Trinidad y Tobago que se apegó a la no intervención de otras naciones en el problema venezolano. Antigua y Barbuda mostró rechazo a la reunión de cancilleres convocada por la OEA.

Cortesía Unión Radio